Superar la baja autoestima es muy importante para mucha gente. La mayoría de las personas que requieren tratamiento psicológico tienen problemas autoestima. Una baja autoestima es fuente de infelicidad ya que afecta a todas las áreas de la vida: la relación con los demás, el trabajo y tu bienestar en general.

Tener una sana autoestima hará que te sientas bien contigo mismo, que te sientas más seguro y que puedas afrontar mejor los obstáculos a los que te enfrentes en el futuro.

Cómo saber si tengo una baja autoestima

  • ¿A menudo piensas que no vales?
  • ¿Siempre te parece que los demás tienen más cualidades o que hacen las cosas mejor que tú?
  • ¿Desistes de emprender nuevos proyectos porque no confías en ti?
  • Tienes dificultades para relacionarte con los demás porque te sientes inferior?
  • ¿Te comparas continuamente con los demás?

Si has respondido afirmativamente a la mayor parte de estas preguntas, quizá una baja autoestima esté en la base de tus problemas.

Qué es la autoestima

La autoestima es el sentimiento que tenemos hacia nosotros mismos. Si nuestro autoconcepto, es decir, lo que pensamos sobre nosotros, es pobre, la autoestima también lo será. Cuando nos damos poco valor nos sentimos mal.

Querernos y aceptarnos incondicionalmente puede parecer egoísta, pero es todo lo contrario. Si nos queremos nos sentiremos capaces de amar más a los demás. Nosotros mismos somos la persona con la que seguro pasaremos toda nuestra existencia, así que llevarse bien consigo mismo es una fuente de felicidad.

Tener autoestima significa valorarse por ser quien eres. No significa esto que no seas consciente de tus defectos. Todos los tenemos, pero a pesar de ellos te sigues valorando y apreciando. Ese autoconocimiento te motivará a mejorar y a tener metas.

La autoestima no se basa en el éxito ni en lo que piensen los demás, ya que es incondicional. Cuando intentamos satisfacer a todos, o nos exigimos ser perfectos (según nuestra idea de perfección) nos sentimos frustrados.

¿Cómo se forma tu autoestima?

La autoestima se va formando desde la más tierna infancia y a lo largo de toda la vida. Un momento crucial es la adolescencia. En esta etapa es cuando se construye la identidad. Es una etapa de grandes cambios e inseguridades.

En la infancia nos afecta determinantemente la valoración que hacen de nosotros las figuras significativas en nuestro entorno. Lo que los demás piensan sobre nosotros en los primeros años de nuestra existencia, tiene un gran impacto en como nos percibimos. La aceptación de los demás en éstos años hacen que se vaya formando nuestra autoestima.

Los niños no tienen la capacidad de valorarse por sí mismos independientemente de los demás. Si nuestras cualidades y logros no son reconocidos externamente nosotros tampoco los identificaremos. Cuando de niños percibimos rechazo, una exigencia constante a la perfección y un déficit de reconocimiento, aprendemos a tratarnos a nosotros mismos de igual forma. De este modo, formaremos una imagen bastante negativa de nosotros mismos y esto hará que tengamos una baja autoestima.

En la adolescencia se sigue dando mucho valor a lo que piensan los demás sobre nosotros. Si no nos hemos sentido valorados por lo que somos, la formación de la identidad en la adolescencia se sentirá solo condicionada a los logros y a la aceptación de los demás. Por tanto, tendremos una imagen negativa que influirá en nuestro autoconcepto, autoaceptación y finalmente en una baja autoestima.

Síntomas de tener poca autoestima

A continuación te mostramos los síntomas más comunes que son indicativos de tener baja autoestima:

  • Te comparas habitualmente con los demás.
  • Te envías mensajes internos del tipo “no valgo”, “no puedo”.
  • Siempre te exiges más, nunca estas conforme con los resultados.
  • Te cuesta reconocer tus logros. Piensas que son fruto de la suerte o de la ayuda de los demás.
  • Te encuentras especialmente mal cuando recibes alguna crítica.
  • El miedo al fracaso hace que no emprendas nuevos proyectos o no luchas por lo que quieres.
  • No te crees merecedor de lo bueno que te pase.
  • Tienes miedo a expresar tus ideas o emociones por miedo al rechazo.
    Te cuesta decir “no”.
  • Te cuesta relacionarte con los demás, porque te crees inferior a ellos.
  • Te muestras inseguro y le das muchas vueltas a las cosas.
  • No cuidas tu salud o aspecto físico o te preocupas en exceso de éste creyendo que así evitarás el rechazo.

Superar la baja autoestima

En MASVITAL PSICOLOGÍA contamos con una amplia experiencia en ayudar a superar la baja autoestima. Te ofrecemos una primera consulta informativa gratuita. Pide cita y da el primer paso para mejorar la baja autoestima.